Valgo

Valgo

CARACTERÍSTICAS

Órtesis plantar diseñada para el tratamiento plantar del valguismo de retropié. En este tipo de deformidad encontramos la eversión de la articulación subastragalina. En algunos casos este tipo de deformidad va asociada morfológicamente a un pie plano, pero en otros no es así. 

En la valoración a fin de establecer su tratamiento debemos observar en el plano frontal la desviación de la superficie plantar, que se aleja del plano medio. Para el tratamiento del pie valgo se debe valorar la etiología, si hay una compensación del retropié secundaria a una alteración biomecánica, si estamos ante un caso de debilidad plantar ligamentosa, insuficiencias musculares o, en el caso de pie talo valgo, si se observa una contractura de la musculatura del peroné. 

Pedir más información

Aparecen dolor y otras lesiones asociadas, como distintos tipos de talalgias; deformidades óseas, como hallux; metatarsalgias y diferentes lesiones provocadas por la sobrecarga. 

Se persigue llevar el retropié a una posición de partida neutra. Para tratamiento para el pie valgo necesitaremos una cuña supinadora de retropié y un soporte de arco longitudinal morfológicamente normal, tanto en el caso de los pies planos valgos como en los que solo presentan la deformidad plantar. La base que se propone incorpora un soporte de arco longitudinal ajustado para el tratamiento de este tipo de morfologías o deformidades, con un tipo de cuña supinadora de retropié de 4 mm, modificable dependiendo de cada caso, controlada por la cazoleta que recoge la zona plantar del retropié. También es importante prever un soporte retrocapital a fin de evitar metatarsalgias a consecuencia de la deformidad plantar e lograr un correcto tratamiento, por lo que Avaninsoles ha introducido un soporte retrocapital de 4 mm modificable. Se pueden aplicar cuñas únicas y de antepié, dependiendo del caso. 

Se puede incorporar cualquier tipo de complemento. Disponible en los números 15 a 49 de calzado.